-Histórico
Vol 19 [2012]
-- Num 6 [Ene]
-- > Num 5 [Nov]
-- Num 4 [Oct]
-- Num 3 [May]
-- Num 2 [Mar]
-- Num 1 [Ene]
Vol 18 [2011]
Vol 17 [2010]
Vol 16 [2009]
Vol 15 [2008]
Vol 14 [2007]
Vol 13 [2006]
Vol 12 [2005]
Vol 11 [2004]
Vol 9 [2002]
Vol 8 [2001]
Vol 7 [2000]
Vol 6 [1999]
Vol 5 [1998]
-- Directorio de Autores
 
Portada > Vol 19 > Num 5 > Articulo 819    
     
cartas al director  

 

Los cuidados paliativos en Camerun. Historia y futuro.

Autores: Gutiérrez , Dra. Ana ;

Codigo de referencia de este contenido:
Gutiérrez , Dra. Ana ; :Los cuidados paliativos en Camerun. Historia y futuro. Rev Soc Esp Dolor 19 (2012);5 :274 - 275
 

 

_Servicios

 

Sr. Director:

En el año 2007, gracias al apoyo de Cooperación Médica Canarias Sahel (CMCS), tuvo lugar en Yaundé, el primer curso sobre los cuidados paliativos para profesionales cameruneses, en la que participaron una veintena de personas. En 2009 entramos en contacto a través de CMCS con Paliativos Sin Fronteras (PSF) y la Sociedad Vasca de Cuidados Paliativos (SOVPAL), que nos han mostrado desde entonces su disposición a colaborar con nosotros para el desarrollo de los cuidados paliativos en Camerún. En 2010, PSF y la Fundación ADESTE de Madrid apoyaron con 5000 euros para el mantenimiento de 10 camas dedicadas a enfermos terminales en el centro de salud de Yaundé y tanto PSF como la SOVPAL en 2011, enviaron libros paliativos y un apoyo económico para la compra de colchones antiescara de este hospital, a la vez que nos ofrecieron la posibilidad de formar a los profesionales durante dos meses en una unidad de cuidados paliativos española.

En noviembre 2011, Cristina Antolín, Rosario García y yo misma (Fig. 1), las tres médicos con distintos años de experiencia en Camerún y acostumbradas a trabajar en condiciones precarias y con muy pocos medios, nos pusimos manos a la obra para elaborar un plan con unos objetivos y unos medios concretos para, en unos 3 años, llegar a desarrollar los cuidados paliativos en este país, o por lo menos en la zona de la capital, Yaundé, y alrededores por las siguientes razones:

1. Sentir cada día que los cuidados paliativos son algo de lo cual no hay ninguna conciencia en Camerún, en parte porque hay mucha patología aguda que tratar que causa todavía mucha mortalidad (malaria, sida, patología infecciosa diversa, anemias severas, etc.).

2. Es una realidad objetiva que los pacientes con cáncer aumentan exponencialmente cada año. Cada vez vemos más en la consulta pacientes afectados de cáncer en fase muy avanzada cuyo único medio de tratamiento son los cuidados paliativos.

3. En este país existe solo quimioterapia y no hay todavía ni un solo aparato de radioterapia en todo el territorio nacional tanto para el tratamiento curativo y paliativo tumoral

4. No existe la morfina como medicamento accesible para paliar el dolor y lo poco que se puede conseguir a través de algunos laboratorios es muy caro. Ello causa grandes dosis de sufrimiento en muchos enfermos antes de su muerte y, en algunos casos, se hace muy difícil evitar que mueran con dolor.

5. Muy frecuentemente las viviendas no reúnen las mínimas condiciones necesarias para la atención de un enfermo en fase terminal.

En esta línea consideramos conveniente que lo primero a hacer era abrir los horizontes a los profesionales a los cuidados paliativos porque este es un campo todavía totalmente desconocido en este país. Así nos pareció esencial comenzar por ofrecer un nuevo curso al mayor número de profesionales posible para poder ir sensibilizándoles y formándoles en los cuidados paliativos. Para tal fin, siempre contando con el apoyo de Paliativos sin Fronteras y de la SOVPAL, elaboramos un proyecto para organizar la formación de 40 profesionales sanitarios –al final han sido 45-, médicos, 2 enfermeras, psicólogos y asistentes sociales. Poco a poco se fueron concretando los detalles y gracias a la subvención de estas dos entidades, se pudo realizar dicha formación del 25 al 27 de mayo de 2012 en un poblado de la selva del sur de Camerún, Bikop, donde existe un centro de salud regentado por una congregación religiosa española. Para ello, se desplazaron desde España los Drs. Elías Díaz-Albo y Milton Arango, de Madrid y Burgos respectivamente. Ha sido muy fructífera su labor y hemos alcanzado con creces los objetivos fijados. Después del curso hemos puesto en marcha un comité de seguimiento formado por las Dras. Antolín, García y Gutiérrez, dos psicólogos cameruneses, la Srta. Sidonie Lyeb y el Sr. Olivier Noah, así como la Hermana Irma para poder continuar desarrollando dicho proyecto en los próximos meses y años.

La siguiente actividad que deseamos realizar es la elaboración de una guía en francés sobre los cuidados paliativos, adaptada a nuestra realidad camerunesa para poder presentarla en distintos hospitales y ofrecérsela a los médicos generales e internistas, como una herramienta necesaria para el control del dolor y de los diferentes síntomas del enfermo terminal y para insistir en la importancia de la comunicación con el enfermo y su familia.

Deseamos elaborar una ficha de seguimiento del enfermo terminal para que podamos usar en los distintos centros y organizar reuniones con los responsables de los hospitales que participaron en la formación de mayo para poder ver cómo seguir trabajando en sus centros e incorporar los servicios de los cuidados paliativos a la práctica clínica habitual.

Esperamos poder seguir ofreciendo otros cursos en el año 2013 que nos ayuden a aumentar nuestros conocimientos médicos para poder ofrecer una atención de calidad al enfermo en fase terminal, más aun en estos países donde los medios humanos y económicos son muy escasos y hacen muy complicado el seguimiento de todos los pacientes, pero en especial en la situación terminal.

Deseamos que el paciente sea el centro de toda nuestra práctica clínica y que ella vaya acompañada de un acercamiento humano y espiritual al enfermo y a su familia y poder desarrollar nuestro trabajo apoyándonos en un equipo interdisciplinar que haga una tarea más ilusionante, desafiante y plenamente humana.

Agradecemos a todas las personas y organismos que han hecho posible este proyecto y al apoyo recibido de Paliativos sin Fronteras, la Sociedad Vasca de Cuidados Paliativos, la Fundación AMA y ORONA S.L. También damos gracias a los compañeros de la Red de Cuidados Paliativos de Ipar Alde Hendaia -Francia (V. Larre y Pierre Brillaxis) y al Foro Español de Pacientes, en la persona de Giovanna Gabriele, por su apoyo de material docente y bibliográfico para el curso.

Dra. Ana Gutiérrez

Centro de Salud de Bikop

Las personas que quieran colaborar en estas acciones, pueden contactar con la Asociación de Paliativos sin Fronteras.

 

 

< Artículo anterior
Tratamiento del dolor lumbar mediante neuroestimulación

 

 
 

© 2007 Sociedad Española del Dolor (SED) – Creado por CYCVISION. Usabilidad y Rentabilidad