-Histórico
Vol 19 [2012]
Vol 18 [2011]
Vol 17 [2010]
Vol 16 [2009]
Vol 15 [2008]
Vol 14 [2007]
-- > Num 8 [Nov]
-- Num 7 [Sep]
-- Num 6 [Ago]
-- Num 5 [Jun]
-- Num 4 [May]
-- Num 3 [Abr]
-- Num 2 [Mar]
-- Num 1 [Ene]
Vol 13 [2006]
Vol 12 [2005]
Vol 11 [2004]
Vol 9 [2002]
Vol 8 [2001]
Vol 7 [2000]
Vol 6 [1999]
Vol 5 [1998]
-- Directorio de Autores
 
Portada > Vol 14 > Num 8 > Articulo 524    
     
Nota clínica  

 

Estimulación occipital. Experiencia de la unidad del dolor del Hospital Clínico de Zaragoza.

Autores: Rodrigo , M D ; Quero , J ; Cía , P ;

Codigo de referencia de este contenido:
Cía , P ; Quero , J ; Rodrigo , M D ; :Estimulación occipital. Experiencia de la unidad del dolor del Hospital Clínico de Zaragoza. Rev Soc Esp Dolor 14 (2007);8 :579 - 582
 

 

_Servicios

 

INTRODUCCIÓN

Los últimos avances en neuromodulación analgésica, con sistema implantado, han permitido ampliar sus posibilidades terapéuticas con la colocación de electrodos extraespinales sobre nervios periféricos (occipital, supraorbitario, mediano, cubital, radial, genitofemoral, peroneo, safeno y tibial posterior).

La estimulación occipital está indicada en pacientes con dolor cefálico y facial, en la forma de migraña transformada (MT) o neuralgia occipital (NO), refractaria al tratamiento (1,2). Diagnóstico confirmado por la remisión o mejoría temporal de la sintomatología con el bloqueo anestésico suboccipital. En condiciones psicológico-mentales dentro de la normalidad y sin contraindicación a la cirugía.

Habitualmente presentan una clínica con características de tirantez muscular en la base occipital, en la parte inferior de la nuca a nivel de músculos se-miespinoso de la cabeza y cervicales; esta rigidez se puede acompañar de disconfort con irradiación pro-ximal en uno o ambos ramos de occipital mayor, occipital menor y auricular. Esto es, comúnmente, cíclico y recurrente en la migraña transformada espinal. Alrededor del 80% de estos pacientes desarrollan alodinia tactil en territorios C2-C3.

Constituyen, en los casos severos, un problema clínico de difícil manejo que lleva a situaciones graves con dolor, deterioro en la actividad de la vida diaria, familiar, social y laboral. Son situaciones refractarias al tratamiento farmacológico, rehabilita-dor, bloqueo nervioso, denervación y otros (3,4).

La estimulación eléctrica extraespinal periférica cervico-occipital (C2-C3) llevada a cabo con un sistema implantado es una técnica quirúrgica poco cruenta que está demostrando buenos resultados en un gran número de estos casos (5,6).

MATERIAL Y METODO

En la Unidad del Dolor del Hospital Clínico Universitario de Zaragoza realizamos esta técnica desde el año 2002, y hasta Agosto de 2007 han sido tratados 30 pacientes (23 mujeres y 7 hombres. Edad media 51,8±13,6) con dolor cefálico y facial severo y refractario, Tabla I.

En todos nuestros pacientes el implante se ha realizado en dos tiempos. Primer tiempo para colocar electrodos en posición de decúbito prono; por medio de una incisión longitudinal vertebral cervical medial, se introduce una aguja Tuohy 15G en un plano subcutáneo, por encima de la fascia muscular, desde la linea media de C1 en dirección a la mastoides. Una localización superficial atravesando la dermis o demasiado profunda por debajo de la fascia podría ocasionar una estimulación ineficaz o dolorosa. A través de la aguja se pasa el electrodo, se retira la cánula y se lleva a cabo intraoperatoriamente una reproducción de la parestesia, que el paciente debe percibir en la zona cervico-occipital-auricular; la porción distal del electrodo se fija en círculo con anclaje a la fascia. El período de prueba ha oscilado entre 1 semana y 1 mes. En el segundo tiempo quirúrgico se ha colocado el resto del sistema con bolsillo subcutáneo glúteo o subcostal para el generador.

La estimulación se ha utilizado de forma intermitente o continua dependiendo de la temporalidad de los síntomas y con intensidad del impulso variable, regulada por el paciente dentro de un rango prefijado.

RESULTADOS

Se han implantado un total de 41 electrodos cilíndricos, 30 de 4 polos y 11 de ocho. En 11 pacientes se ha colocado doble electrodo, Fig. 1, 2. Durante el período de prueba, 28 pacientes consiguieron una mejoría global superior o igual al 50% y son en los que se ha puesto el sistema completo.

 

Palabras clave: Neuromodulación, electrodos extraespinales, nervios perifericos, estimulación occipital ,

 

Descargar articulo pdf

 

__Articulos relacionados
Referentes a Neuromodulación, electrodos extraespinales, nervios perifericos, estimulación occipital:

< Artículo anterior
Eficacia del bloqueo intragasseriano con glicerol versus depósito de acetato de metilprednisolona en la neuralgia del trigémino. Efectos en el corto plazo

 

 
 

© 2007 Sociedad Española del Dolor (SED) – Creado por CYCVISION. Usabilidad y Rentabilidad