-Histórico
Vol 19 [2012]
Vol 18 [2011]
Vol 17 [2010]
Vol 16 [2009]
Vol 15 [2008]
Vol 14 [2007]
Vol 13 [2006]
-- Num 8 [Nov]
-- > Num 7 [Oct]
-- Num 6 [Ago]
-- Num 5 [Jun]
-- Num 4 [May]
-- Num 3 [Abr]
-- Num 2 [Mar]
-- Num 1 [Ene]
Vol 12 [2005]
Vol 11 [2004]
Vol 9 [2002]
Vol 8 [2001]
Vol 7 [2000]
Vol 6 [1999]
Vol 5 [1998]
-- Directorio de Autores
 
Portada > Vol 13 > Num 7 > Articulo 453    
     
Editorial  

 

In Memoriam Esther Gómez Montemayor.

Autores: Rull , M ;

Codigo de referencia de este contenido:
Rull , M ; :In Memoriam Esther Gómez Montemayor. Rev Soc Esp Dolor 13 (2006);7 :453 - 453
 

 

_Servicios

 

El 19 de Mayo falleció Esther Gómez Montemayor, viendose truncado un proyecto de Unidad de Dolor que había iniciado hace pocos años en el Hospital San Millán de Logroño.

Recuerdo cuando recién terminado su período de formación en Madrid, ocupó su primer puesto como médico especialista en el Servicio de Anestesiología del Hospital San Juan en Reus. La escasez de especialistas hizo que compartiera este trabajo con el del Hospital Comarcal de Mora de Ebro. En Cataluña ha dejado muchos amigos.

En Reus demostró su interés por dedicarse al Tratamiento del Dolor, realizando un master en la Universidad Autónoma de Barcelona ( Hospital de San Pablo). Para ella fué una gran satisfacción inagurar “su Unidad” en el Hospital de Logroño.

Esther llevaba una alforja invisible cargada de valores positivos. Como profesional un bagaje de solidos conocimientos de los que se beneficiaban pacientes y compañeros y una enorme capacidad de trabajo que la acompañó hasta el final. Como persona, un carácter ejemplar que exteriorizaba con su cariñosa y serena sonrisa. En el trato con los demás era asequible, llana, leal y generosa. Lo único negativo es que se ha ido demasiado pronto.

A los que tuvieron la suerte de compartir su etapa dedicada al tratamiento del dolor les queda la misión de seguir su camino con el entusiasmo que sin duda ella ha legado. Es el mejor homenaje que pueden ofrecerle.

Los que la conocimos no olvidaremos su ejemplo: su buen y bien hacer.

Desde estas líneas y en nombre de la Sociedad Española del Dolor nuestro afecto a compañeros y familiares. Ha dejado un vacío que nos entristece.

A tí, Esther, gracias por tu ejemplo y enseñanzas y....un fuerte abrazo.

 

Descargar articulo pdf

 

 

 
 

© 2007 Sociedad Española del Dolor (SED) – Creado por CYCVISION. Usabilidad y Rentabilidad