-Histórico
Vol 19 [2012]
Vol 18 [2011]
Vol 17 [2010]
Vol 16 [2009]
Vol 15 [2008]
Vol 14 [2007]
Vol 13 [2006]
-- Num 8 [Nov]
-- Num 7 [Oct]
-- Num 6 [Ago]
-- Num 5 [Jun]
-- Num 4 [May]
-- > Num 3 [Abr]
-- Num 2 [Mar]
-- Num 1 [Ene]
Vol 12 [2005]
Vol 11 [2004]
Vol 9 [2002]
Vol 8 [2001]
Vol 7 [2000]
Vol 6 [1999]
Vol 5 [1998]
-- Directorio de Autores
 
Portada > Vol 13 > Num 3 > Articulo 424    
     
Nota clínica  

 

Rotura espontánea de catéter venoso central.

Autores: Vidal , M A ; García-Hernández , R ; Torres , L M ;

Codigo de referencia de este contenido:
Torres , L M ; García-Hernández , R ; Vidal , M A ; :Rotura espontánea de catéter venoso central. Rev Soc Esp Dolor 13 (2006);3 :164 - 166
 

 

_Servicios

 

INTRODUCCIÓN

Determinados pacientes y en determinadas circunstancias necesitan disponer de un acceso venoso mantenido. La implantación de un reservorio subcutáneo permanente es la alternativa a una vía venosa central, a través de la cual podemos obtener muestras de sangre, así como administrar toda clase de tratamientos intravenosos. El sistema consiste es un catéter venoso central siliconado que se sitúa por debajo del tejido celular subcutáneo y proporciona un acceso vascular, fácil de encontrar, seguro y duradero (1). Su uso se ha extendido en los últimos años, no obstante, esta técnica no se encuentra exenta de riesgos, y entre las posibles complicaciones destacan las infecciosas, trombóticas, la migración del catéter, la oclusión, el neumotórax y las erosiones vasculares (2).

 

CASO CLÍNICO

Presentamos el caso de un varón con antecedentes personales de hemorragia digestiva alta por ulcus duodenal en relación a la toma de AINEs. El paciente fue diagnosticado de adenocarcinoma de esófago distal y se indicó tratamiento con quimioterapia, para lo cual se procedió a la colocación de un catéter de cámara subcutáneo (Bard PortR Titanium Dome, catéter GroshongR) en subclavia derecha mediante la técnica de Seldinger. Una semana después de la colocación del dispositivo se inició el primer ciclo de QT y al comenzar la infusión el paciente refirió dolor localizado en la zona próxima al implante. En la exploración destacaban los signos de inflamación, con enrojecimiento e hinchazón. Se realizó radiografía de control, en la que se observaba la localización del reservorio sobre la parrilla costal derecha y la sección del catéter a nivel del espacio costoclavicular, objetivándose una clara solución de continuidad y la localización del extremo distal del catéter en la vena cava superior (Fig 1). La radiografía con contraste confirmaba estos hallazgos.

Ante esta situación se decidió la retirada del dispositivo. El reservorio y el extremo proximal se retiraron en quirófano, con monitorización básica estándar (EKG, pulsioximetría y presión arterial no invasiva). El procedimiento se llevó cabo bajo sedación con midazolam a dosis de 0,05 mg.kg-1 y en ventilación espontánea. A continuación se trasladó al paciente a la sala de Hemodinámica, donde mediante cateterismo femoral derecho se introdujo un catéter lazo (goseneck), que se introdujo hasta la vena cava superior y así se accedió al extremo distal del catéter, que fue englobado con el catéter lazo y al tirar de este arrastró el extremo distal del catéter. (Fig 2).

 

DISCUSIÓN

En la literatura se recogen numerosos casos de fractura espontánea del catéter. La vena central que se canaliza con más frecuencia es la subclavia derecha, colocándose el dispositivo sobre la parrrilla costal. Esta localización del catéter, próxima a estructuras óseas, puede ser la causante del desgaste del material, con la consiguiente rotura y posible embolización del fragmento distal (3). La embolización del extremo distal del catéter puede traer serias consecuencias, como la aparición de taquicardia ventriculares (3,4). El diagnóstico de rotura del catéter central se basa en los signos radiológicos, pudiendo observarse la compresión del catéter, por ello llamado el signo de “pinch off”. Este signo es consecuencia de la fricción del catéter entre la clavícula y la primera costilla (5) y su incidencia se estima entre 0,1-1%. Constituye un valioso signo premonitorio de fragmentación, que ocurre aproximadamente en el 40% de los casos (6).

Esta complicación requiere un diagnóstico temprano y tratamiento urgente. Los síntomas más frecuentes son el dolor y la hinchazón en el área próxima a la localización del catéter, debido a la extravasación de medicamentos o fluidos en el tejido subcutáneo durante la infusión (7), lo que pude provocar daño de los tejidos blandos (8). Es por esto que la actitud a seguir debe ser el cese inmediato de la perfusión de medicamentos, así como la retirada del catéter. El fragmento distal también debe extraerse y la técnica endovascular percutánea es de elección siempre que sea posible (9).

En nuestro Servicio llevamos implantados 2005 dispositivos y hemos tenido solo 5 roturas de catéter.

 

CORRESPONDENCIA: Luís M. Torres luismtorres@arrakis.es

 

BIBLIOGRAFÍA

1.    Calvo R, Ruiz-Gimenez JF, Rubio V, Belmonte M, Ruz A y Lluch M. Reservorios subcutáneos venosos centrales permanentes. Complicaciones. Rev. Soc. Esp. 2004; 11: 50-55.

2.    Morgado I, Almarcha JM, Pernia A, Torres LM. Fisura de la vena ácigos como complicación infrecuente de un catéter de cámara. Rev Esp Anest Reanim 2003; 50: 65.

3.    Gowda MR, Gowda RM, Khan IA, Punukollu G, Chand SP, Bixon R, et al. Positional ventricular tachycardia from a fractured mediport catéter with rigth ventricular migration-a case report. Angiology 2004; 55: 557-560.

4.    Denny MA, Frank LR. Ventricular tachycardia secondary to Port-a-Cath fracture and embolization. J Emerg Med 2003; 24: 29-34.

5.    Dinkel HP, Muhm M, Exadaktylos AK, Hoppe H, Triller J. Emergency percutaneous retrieval of a sili-cone port catheter fragment in pinch-off syndrome by means of an Amplatz gooseneck snare. Emerg Radiol 2002; 9: 165-168.

6.    Fazeny-Dorner B, Wenzel C, Berzlanovich A, Sunde, Plassmann G, Greinix H, et al. Central venous catheter pinch-off and fracture recognition, prevention and management. Bone Marrow Transplant 2003; 31: 927-930.

7.    Biffp R, Pozzp S, Orsp F, Grasso F, de Braud F, Cenciarellp S, et al. Catheter rupture and distal embo-lisation: a rare complication of central venous ports. The Journal of Vascular Acces 2000; 1: 19-22.

8.    Nostdahl T, Eaagsbo NA. Costoclavicular pinching: a complication of long term central ous catheters. A report of three cases: Acta Anaesthesiol Scand 1998; 42: 872-875.

9.    Bessoud B, Baere T, Kuoch V, Desruennes E, Cosset MF, Lassau N et al. Experience at a Single Institution with Endovascular Treatment of Mechanical Complications Caused by Implanted Cantral Venous Acces Devices in Pediatric and Adult Patients. Am J Roentgenol 2003; 180: 527-532.

 

Palabras clave: port-a-cath , complicaciones , rotura , migración radiología intervencionista ,

 

Descargar articulo pdf

 

__Articulos relacionados
Referentes a port-a-cath:
Referentes a complicaciones:
Referentes a rotura:
Referentes a migración radiología intervencionista:

< Artículo anterior
153 SM-EDTMP (Samario) como tratamiento del dolor óseo de origen metastático

 

 
 

© 2007 Sociedad Española del Dolor (SED) – Creado por CYCVISION. Usabilidad y Rentabilidad