-Histórico
Vol 19 [2012]
Vol 18 [2011]
Vol 17 [2010]
Vol 16 [2009]
Vol 15 [2008]
Vol 14 [2007]
Vol 13 [2006]
Vol 12 [2005]
Vol 11 [2004]
Vol 9 [2002]
Vol 8 [2001]
Vol 7 [2000]
-- Num 8 [Nov]
-- Num 7 [Sep]
-- Num 6 [Ago]
-- Num 5 [Jun]
-- > Num 4 [Abr]
-- Num 3 [Mar]
-- Num 1 [Ene]
Vol 6 [1999]
Vol 5 [1998]
-- Directorio de Autores
 
Portada > Vol 7 > Num 4 > Articulo 285    
     
Colaboración especial  

 

Recomendaciones del Grupo de Trabajo de la SED para la utilización de opiáceos mayores en el dolor crónico no oncológico.

Autores: Aliaga , L ; Camba , A ; Carceller , J ; González-Escalada , J R ; Marín , M ; Muriel , C ; Rodríguez , M J ;

Codigo de referencia de este contenido:
Rodríguez , M J ; Muriel , C ; Marín , M ; González-Escalada , J R ; Carceller , J ; Camba , A ; Aliaga , L ; :Recomendaciones del Grupo de Trabajo de la SED para la utilización de opiáceos mayores en el dolor crónico no oncológico. Rev Soc Esp Dolor 7 (2000);4 :253 - 254
 

 

_Servicios

 

CRITERIO DE INCLUSIÓN

El tratamiento con opiáceos mayores está indica -do en los pacientes con dolor de intensidad media a grave, en el que han fracasado otros tratamientos y en los que se deben cumplir los siguientes r e q u i s i t o s :

1. Haber sido evaluado de forma detenida y correcta, con establecimiento imprescindible de la etiología del dolor y valorado su intensidad y repercusión funcional.

2. Haber descartado suficientemente toda posibilidad de tratamiento etiológico.

3. No estar incluido en litigios o demandas económicas que tengan relación directa con el dolor o que puedan condicionar su existencia.

4. No presentar psicopatología; en el caso de pacientes con antecedentes aditivos contar con autorización psiquiátrica expresa.

5. Haber sido descartado por una Unidad del Dolor la utilidad de otras terapias no farmacológicas.

6. Haber respondido positivamente a un tratamiento de prueba.

NORMAS PA R A INICIAR EL T R ATA M I E N TO

Si se cumplen estos requisitos los pacientes po -drán iniciar un protocolo de tratamiento con opiáceo s

m a y o res en el que se deberán tener en cuenta las si -guientes r e c o m e n d a c i o n e s :

1. Consideramos a la morfina y a la vía oral como fármaco y vía de elección para iniciar el tratamiento.

2. Antes de iniciar el tratamiento es imprescindible realizar un estudio de la intensidad del dolor mediante alguna escala de valoración analgésica y una evaluación de la capacidad funcional.

3. Se aconseja titular la dosis diaria inicial del opiáceo ulizando preparados de morfina de absorción r á p i d a .

4. Se debe iniciar conjuntamente un tratamiento preventivo del estreñimiento.

NORMAS PA R A E L S E G U I M I E N TO Y C O N T R O LT E R A P É U T I C O

Una vez iniciado el tratamiento con opiáceos ma -y o res, los pacientes deberán ser sometidos a un rigu -roso seguimiento por el equipo que lo instauró y en cuyo protocolo deben contemplarse las siguientes re -c o m e n d a c i o n e s :

1. Las correcciones de dosis hasta conseguir la analgesia adecuada, se efectuarán en periodos no inferiores a 72 horas. En el caso de utilizar morfina los incrementos habituales de dosis no serán inferiores al 30% de la dosis previa ni superiores al 50% de dichas dosis.

2. Se debe pautar siempre una medicación de rescate, si es posible utilizando la misma vía y el mismo opiáceo siempre en fórmula de absorción rápida.

3. Al dosificar el opiáceo, se deben tener en cuenta situaciones especiales como: edad avanzada, patología hepática o renal y tolerancia individual.

4. La dosis máxima la marcará la aparición de efectos secundarios.

5. Limitar la aparición de tolerancia mediante revisiones periódicas y el uso de coadyuvantes.

NORMAS DE RETIRADA D E L O P I Á C E O

Antes de retirar el tratamiento con opiáceos ma -y o res se deberán contemplar las siguientes re c o m e n -d a c i o n e s :

1. Realizar un descenso progresivo de las dosis antes de retirar el opiáceo, dejando constancia ante el enfermo y su familia que el tratamiento no puede ser suspendido nunca y bajo ningún concepto de forma brusca.

2. En caso de intervenciones quirúrgicas no pro-

gramadas u otras circunstancias que pudieran condicionar una suspensión obligada de la ingesta oral del opiáceo, se debe concienciar a la familia que hagan constatar siempre la necesaria utilización de una vía alternativa para seguir administrando el fármaco.

3. Utilizar 1a rotación de opiáceos para intentar recuperar la analgesia.

4. Valorar la utilización de otras vías de administración (tratamiento espinal) antes de desechar definitivamente el tratamiento con opiáceos.

 

Descargar articulo pdf

 

< Artículo anterior
Problemas del tratamiento de larga duración con opiáceos administrados por vía espinal en pacientes con cáncer avanzado

 

 
 

© 2007 Sociedad Española del Dolor (SED) – Creado por CYCVISION. Usabilidad y Rentabilidad